«Seibo no Kishi» (Cavaleiro da Imaculada)
30
Set 12
publicado por FireHead, às 21:44link do post | Comentar

ESTO ES ¡GUERRA!

"No penséis que yo he venido a traer la paz a la tierra, no he venido a traer la paz sino la guerra" (Mt X, 34)

He aquí entonces que hace dos mil años que el Divino Maestro apareció para instaurar la guerra, incluso dentro de las familias, "porque los enemigos del hombre serán las personas de su propia casa" (Mt 10,36).
Millones de mártires han dado testimonio a través de los siglos. Los pocos períodos de paz relativa no han sido mas que episodios donde la espada de los Reyes o de los caballeros han reprimido a los paganos y a las herejías. Pero esta guerra entre el bien y el mal, entre la Verdad y el error, entre fieles e infieles, entre la justicia y la injusticia, esta guerra dura ya dos mil años.
Es la guerra entre las dos ciudades, bajo los dos estandartes, San Ignacio describe el combate en sus ejercicios espirituales. Por un lado Cristo Rey, nuestro Jefe, por el otro Satanás y sus cohortes.
¡Hay que escoger! Necesariamente, porque allí está comprometida la salvación de nuestras almas. "Porque el que no está conmigo, está contra mí, (Mt. XII 30), dice el Señor. Pero después de 1960 años, la guerra ha tomado un nuevo cariz, que confunde y pierde una gran cantidad de almas.
Lucifer, por una misteriosa permisión divina, ha logrado infiltrarse "hasta las más altas cumbres" de la Iglesia jerárquica y reina, en la misma Roma hasta el trono de Pedro, según la profecía de León XIII:
"Allí, donde fue instituida la Sede de Pedro, y la Sede de la Verdad, allí han puesto el trono de la abominación en la impiedad" (Exorcismo de León XIII, súplica a San Miguel Arcángel).
Es en la misma Roma que se ha desplegado el estandarte de Lucifer y la nueva religión salida del funesto Concilio Vaticano II, y de sus no menos funestas consecuencias; la apostasía de Asís y los conciliábulos de todas las religiones. Esa es la Sede de la religión del hombre.
Mientras que la Religión de Dios, la que predicó Nuestro Señor Jesucristo, los Apóstoles, los Padres, los doctores y los santos, y el Magisterio de los Papas anteriores al Concilio ya no se encuentra mas que entre los refractarios pertenecientes a la Tradición, gracias a la herencia "de supervivencia" de Monseñor Marcel Lefebvre.
Siempre ha estado presente la guerra, la espada.
Entre la "Religión de Dios" y la "Religión del hombre". Entre los servidores de Cristo Rey, que somos nosotros y debemos seguir siéndolo, y los que proponen en Roma la religión universal del Anticristo sobre las bases de los conciliábulos de Asís.
Los dos estandartes se enfrentan. Pero algunos procuran la "inteligencia con el enemigo", las entrevistas a escondidas, cuidadosamente escondidas bajo "secreto".
En el campo de batalla de la religión del hombre, esperan infiltrar la tradición por medio de promesas falaces, replegando y guardando su estandarte… esconder la bandera… ya no combatiendo a la religión del hombre. Se iría hasta prometer creer en Dios ¡siempre que dejemos de pretender que Dios tenga derechos!
Para la religión del hombre, mantener así la inteligencia con el enemigo, no es traición.
Al contrario, es una táctica de combate de una inteligencia diabólica, que hace ganar tiempo, hace bajar los brazos, mantiene la ilusión de una paz imposible, divide a los espíritus y siembra la confusión, favorece a los blandos, salpicados de liberalismo, los temerosos, y los opone a los combatientes clarividentes y valientes.
Pero bajo el estandarte de la Religión de Dios, en la Tradición, la inteligencia con el enemigo, la religión del hombre, es infinitamente grave porque es en la cabeza donde se manifiesta y se sostiene en las presentes circunstancias.
Es en Menzingen, en Monseñor Fellay y sus allegados donde la inteligencia se cultiva con la Roma modernista, bajo la cobertura del secreto cuidadosamente conservado siendo verdad que "el pescado se pudre por la cabeza".
Y esta traición capital ya está realizada indudablemente sin la reacción de una base que la rechace y quiera mantenerse fiel a la herencia de Monseñor Lefebvre.
Por lo tanto, es urgente ver claro y prepararse para lo que vendrá.
Estas reflexiones me parecen necesarias sobre las siguientes bases: Por principio los límites de la obediencia y de la confianza. Es a partir de estas dos virtudes en que se trata de dormir a los militantes.
Enseguida acerca de las infiltraciones del enemigo en el interior de la FSSPX y por último, la manera en que estas instancias ejercen su poder.   

 

                  LOS LIMITES DE LA OBEDIENCIA

Yo no soy sedevacantista. Pero me parece que los debates que se llevan a cabo alrededor de esta cuestión nos desvían a un problema el cual nadie tiene la capacidad de resolver. Ya que nadie tiene más autoridad que el Papa para que pueda juzgarlo.
Debemos obediencia a Dios antes que a los hombres.
Supongamos que una jovencita reciba la orden de su padre de prostituirse. Es evidente que ella no le debe obediencia en esta orden. Desde luego que ella debe resistirle por todos los medios a su alcance, comprendiendo la fuga y la fuerza.
Pero sería vano para ella de preguntarse si su padre sigue siendo su padre. Aunque sea el peor criminal, sigue siendo su padre. Ella puede rezar por él pero debe resistirle porque debe obedecer a Dios primero.
¿Qué me importa si Benedicto XVI sea o no sea Papa? Me basta con ver que evidentemente, el predica la apostasía con Asís, equiparando la salvación en todas las religiones falsas con la única verdadera. Lo que predica Benedicto XVI, al igual que sus predecesores que llevó a los altares, con el ejemplo rezando en las sinagogas, los templos protestantes o las mezquitas y rehabilitando a los heréticos más notorios como Lutero y Calvino es en detrimento de miles de mártires que fueron masacrados, deshonrados y torturados.
Para mí, esto es suficiente. Debo preservar mi fe obedeciendo a Dios, resistiendo a Benedicto XVI, conforme a el calificativo de anticristos que Monseñor Lefebvre le dio a los que gobernaban a Roma en ese momento.
Y esto por todos los medios que tenga en mi poder.

Setembro 2012
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1

2
3
4
5
6
7
8

9
13
14

17
18
21

26
28



Links
Pesquisar blogue
 
blogs SAPO